Remedio antiguo casero que puede hacer maravillas por nuestra salud.

La medicina natural cada vez se encuentra más ligada en nuestras vidas debido a que recurrimos a lo “antiguo” y a los viejos remedios de nuestras abuelas, los miembros más respetados en la familia, se asemeja a la sabiduría milenaria del Tíbet. Este remedio natural del que hablaremos en este articulo proveniente de un monasterio tibetano es un bálsamo a base de ajo que se recomienda utilizar una vez cada 5 años.

Como ya sabemos, el ajo posee propiedades antisépticas, antibacterianas y antivirales y con él vamos a preparar una receta que nos ayudará a mantenernos alejados de las enfermedades por mucho tiempo.

Para realizar esto necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 350 g de ajo
  • 200 cm3 de ron

Modo de preparación

En una botella de vidrio colocar los ajos triturados junto con el ron. Conservar en un lugar fresco y seco. Al cabo de 10 días colar el líquido y pasarlo a otra botella y refrigerar durante 2 días.

Cómo se utiliza:

Esta preparación sirve para unos 12 días.

En un vaso con agua, vierte unas 2 o 3 gotas de este bálsamo y bébelo antes del desayuno y 5 gotas antes de cada comida.

Cómo actúa:

Esta bebida es muy poderosa al punto de tratar enfermedades como la artritis, artrosis y todo tipo de dolor articular. También es útil para las enfermedades pulmonares, presión alta, impotencia, gastritis y hemorroides.

Estimula el metabolismo, ayuda a perder peso y mejora funciones como la visión y la audición.

COMPARTIR EN: