Elimina la flacidez de la piel con estos métodos naturales.

Información

La avena es uno de los cereales más completos que podemos incluir en nuestra dieta. Es energética y nutritiva, con un alto valor biológico donde se incluyen proteínas, hidratos de carbono  y un gran número de vitaminas, minerales y oligoelementos. Esta tiene el poder  de   aumentar nuestro tono muscular y de aportarnos energía durante, al menos, dos horas.

Cómo tomar avena: Elige avena integral en copos para tu desayuno. Deja la avena en remojo, ya sea en agua o leche caliente, y después mézclala con un yogur, semillas de chía, jugos o frutas. Tambíen  Las espinacas son fuentes de proteínasSegún un estudio  llevado a cabo en el Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), las espinacas nos ayudan a fortalecer los músculos.

  • Esto se debe a la liberación de iones de calcio de este vegetal sobre nuestro organismo.
  • No podemos olvidar que el calcio es un electrolito esencial para la contracción muscular.
  • A su vez, las espinacas también son ricas en nitratos, un compuesto que aumenta la producción proteínas que tonifican y fortalecen los músculos.

Cómo tomar espinacas en tu desayuno

  • Siempre será mejor  consumir las espinacas crudas. De este modo, aprovechamos todas esas enzimas que suelen perderse durante la cocción.

  • Puedes prepararte, por ejemplo, ricas ensaladas con espinaca, fresas y nueces. Basta con un pequeño bol para disfrutar de un desayuno nutritivo y lleno de energía.
  • Los batidos con espinacas también son muy saludables.
Consigue un cabello ondulado y con más volumen en 5 minutos con este truco casero.

 Los plátanos, ricos en potasio

Estamos seguros de que habrás visto a muchos deportistas consumir plátanos en sus descansos. No solo les permite recuperar energías al instante sino que, además, cuidan de la fortaleza de sus músculos.

  • Los plátanos contienen potasio, un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso de los músculos.
  • Tampoco podemos olvidar que los plátanos contienen magnesio, ácido fólico y fibra.Nos ayudan a cuidar de los procesos inmunitarios y de la formación de glóbulos rojos.

Cómo consumir plátanos en tu desayuno

Si te sientan bien, no dudes en tomarlos dos o tres veces por semana. Una forma sensacional de consumirlos en tu desayuno es cortando uno en trocitos y añadiendo por encima un poco de miel y canela. ¡Delicioso!

Frutos secos: nueces, almendras, pistachos…

Consumidos de forma justa, con equilibrio y moderación los frutos secos te aportarán no solo una buena salud, sino que te ayudarán a fortalecer los músculos.

  • Los frutos secos son aliados de nuestro corazón, cuidan de nuestro cerebro e incluso nos ayudan a combatir el estrés.
  • Todos ellos son excelentes fuentes de proteínas capaces de acelerar el metabolismo y de saciarnos para evitar que comamos entre horas.

Cómo consumir frutos secos en tu desayuno

  • Añade nueces en un bol de frutas (kiwis, fresas, plátanos…)
  • Puedes combinar unas almendras con un poco de miel.
  • Los frutos secos van muy bien con los yogures.
  • También puedes consumir pistachos a lo largo de la mañana. Te permitirán saciar el hambre y aplacar el estrés.

Para concluir, como ya sabes, la clave de todo buen desayuno es el equilibrio y elegir adecuados nutrientes. Así pues, a los alimentos aquí enumerados no olvides incluir algo de proteína y fibra.

COMPARTIR EN: